Fundación Mary Ward trabaja junto a sus socias locales para crear comunidades seguras y libres de trata en los campos de té de Bengala Occidental

30 de julio. Día Mundial contra la Trata. Al noreste de India, en las áreas de Siliguri y Darjeeling, están los inmensos campos de té en los que trabajan miles de personas, en su mayoría mujeres. La explotación a la que son sometidas, la malnutrición y las condiciones insalubres en las que viven, hacen que muchas jóvenes busquen maneras alternativas de ganarse la vida, donde entran en juego las mafias que, engañándolas, les ofrecen falsas esperanzas para mejorar su futuro.


La Fundación Mary Ward trabaja junto a sus socias locales para crear comunidades seguras y libres de trata en los campos de té de Bengala Occidental a través de las siguientes acciones:

  • Formación a agentes locales sobre trata de personas y protección de menores.
  • Creación de grupos de vigilancia comunitaria que detectan posibles riesgos de trata en las comunidades y ponen en marcha el dispositivo de alerta.
  • Sensibilización a la comunidad para prevenir la trata, el matrimonio infantil y la explotación laboral de menores.
  • Trabajo en red para el rescate y la rehabilitación de víctimas de trata.
  • Generación de ingresos alternativos para chicas jóvenes como medio de prevención de la trata.
  • Realización de campañas de salud para prevenir el covid-19 y otras enfermedades infecciosas.

Desde el enfoque de Ciudadanía Global, la Fundación Mary Ward también pretende sensibilizar a la población sevillana sobre las relaciones entre la trata de personas y nuestros hábitos de consumo y estilos de vida.