“Mojarse” por el derecho humano al agua

WHO water graphic FA 1_ES

Hay muchas realidades que se nos escapan. Por ejemplo, ¿sabías que 844 millones de personas no disponen de agua gestionada de forma segura, libre de contaminación? Pues sí, algo tan básico como el agua, un derecho humano, no está garantizado para esos millones de personas. Ante esto, diferentes organizaciones e instituciones enfocan su trabajo en impulsar este derecho en todo el mundo.

ONGAWA, una organización presente en la ciudad de Sevilla, es una de ellas: trabaja principalmente en la consecución del derecho humano al agua y al saneamiento. En este reto, tan importante es la promoción de servicios básicos en una determinada zona a través de algún proyecto de cooperación, como el refuerzo de una ciudadanía activa, comprometida en la lucha contra la pobreza y en la promoción de un desarrollo humano sostenible… en cualquier parte del mundo. Esto último es lo que aquí nos ocupa: sería el sentido principal de la educación para el desarrollo (o para la ciudadanía global), es decir, preguntarnos sobre ¿qué puede hacer un/a sevillano/a por el derecho humano al agua?, ¿cómo podemos desde aquí, desde nuestro pueblo o ciudad, participar para transformar una realidad (o problema) global?

“Sevilla se moja”

El objetivo del proyecto “Sevilla se moja“, desarrollado por ONGAWA en nuestra ciudad durante el pasado año, es fomentar la sensibilización y la participación activa de la ciudadanía sevillana en la lucha contra la pobreza y a favor del desarrollo sostenible, especialmente en lo relativo al Derecho Humano al Agua. Ante esa realidad de más de 600 millones de personas cuyo Derecho Humano al Agua está vulnerado y las consecuencias que esto tiene sobre su calidad de vida así como sobre sus oportunidades para salir de la pobreza, se plantean diversas actividades para implicar a la ciudadanía:

1) `Taller 50 litros´ donde se invita a realizar un recorrido por un día de nuestra vida cotidiana, ajustando el consumo de agua a 50 litros, cantidad mínima según la Organización Mundial de la Salud para cubrir las necesidades básicas y evitar que surjan graves amenazas para la salud. ¿Alguna vez te has parado a calcular la cantidad de agua que utilizas en un día de tu vida cotidiana? ¿y en qué actividades haces el gasto? Si tuvieras que reducir drásticamente tu consumo de agua, ¿a qué áreas de tu vida crees que afectaría más? ¿piensas que podría tener consecuencias sobre tu calidad de vida? Suma a eso que ese agua no estuviera a golpe de grifo y tuvieras que emplear 4 horas al día para realizar el acopio.

2) Concurso construcción TIP-TAP donde se reflexiona sobre conceptos como la importancia del agua para la salud, la higiene, la dignidad, el poder transformador del lavado de manos y la existencia de medidas sencillas que pueden ponerse en marcha para mejorar las condiciones de vida de millones de personas en el mundo. Pero… ¿qué es un tip-tap? Te dejamos una muestra gráfica del trabajo de los participantes:

3) `El camino del agua´ es una caminata urbana de 6 kms. acompañados de tres expertos temáticos que explican la distribución y gestión del agua en nuestra ciudad. Partiendo de ahí, se reflexiona sobre la vulneración global del derecho humano al agua, algo que afecta especialmente a las mujeres. El agua es cosa de mujeres, en un solo día, en 25 países del África subsahariana, las mujeres pasan 16 millones de horas recogiendo agua, en detrimento de la escolarización o el trabajo remunerado, con riesgos para la salud derivados de transportar cargas pesadas repetidamente y a través de largas distancias.

p1070063-2

Con estas tres iniciativas, se consigue un acercamiento a otra realidad y, si se sostiene en el tiempo, una ciudadanía implicada desde lo local que quiere y sabe dar respuesta a la pregunta que nos hacíamos inicialmente: ¿qué puede hacer un/a sevillano/a por el derecho humano al agua? Por cierto, aquí algunas ideas: https://sevillasemoja.wordpress.com/2017/07/10/que-puede-hacer/