Reparación de los derechos de las mujeres víctimas del conflicto armado para una paz justa y duradera en Colombia

El logro de la paz hace que se estén orientando muchos esfuerzos, nacionales e internacionales, a la atención y reparación de los derechos de las víctimas del conflicto armado.

La Fundación CIDEAL que trabaja en Colombia desde 1995, desarrolla actualmente en el municipio de Urrao un proyecto para apoyar la restitución integral de los derechos humanos vulnerados de las mujeres víctimas del conflicto armado, en colaboración con la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Colombia se encuentra en una etapa crucial de su historia: la firma del alto el fuego definitivo entre el Gobierno colombiano y las FARC el 23 de junio de 2016, abre unas perspectivas ciertas del fin de un conflicto histórico. La paz se ha convertido ahora en una realidad al alcance de la mano y se vislumbran prometedoras expectativas de desarrollo. De todos modos, no puede pensarse en una paz justa y duradera si no se aborda de manera prioritaria la atención y reparación de los derechos vulnerados de las víctimas del conflicto. El logro de la paz hace que se estén orientando muchos esfuerzos, nacionales e internacionales, a la atención y reparación de los derechos de estas personas.

Nos situamos en Urrao, un municipio del departamento de Antioquia que cuenta con casi 45.000 habitantes, una población eminentemente rural y una economía basada en la producción agropecuaria. El departamento de Antioquia fue una de las zonas donde el conflicto armado que ha ensombrecido a la sociedad colombiana desde hace casi sesenta años de manera ininterrumpida, fue más duro. Las más de 22.000 personas víctimas de este conflicto interno, de las que un 48.65% son mujeres, han sufrido individual o colectivamente diferentes hechos victimizantes, entre los que destaca los desplazamientos forzosos: más de 19 mil desplazados ya retornados que no cuentan actualmente con medios de vida sostenibles para sus familias y que sufren consecuencias de las numerosas violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la etapa de violencia armada. En el municipio de Urrao, y en concreto, en el Corregimiento de la Encarnación y las veredas de La Clara y El Maravillo hay una gran concentración de familias retornadas que se encuentran en situación de pobreza.

No puede pensarse en una paz justa y duradera si no se aborda de manera prioritaria la atención y reparación de los derechos vulnerados de las víctimas del conflicto

Taller de expresión cultural por la Paz

El carácter emblemático de Urrao como municipio afectado por la violencia, pero también como ejemplo de superación donde el proceso de paz comienza a ser una realidad, hace que sea importante apoyar este esfuerzo de reparación y reconstrucción cívica y social desde la base. Por ello, la Fundación CIDEAL que trabaja en Colombia desde 1995, y colabora con diferentes organizaciones públicas y privadas como la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV) de Antioquia, está desarrollando actualmente en la zona el proyecto Restitución integral de los derechos humanos vulnerados de las mujeres víctimas del conflicto armado en el municipio de Urrao, Antioquia (Colombia), con apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID).

La disminución del clima de violencia ha hecho que muchos de los desplazados vuelvan a sus lugares de origen, pero rehacer sus vidas está siendo muy difícil, a pesar del apoyo brindado por el Estado. En el Corregimiento La Encarnación y sus veredas La Clara y El Maravillo hay 150 familias, de las que 100 son retornadas y han comenzado de nuevo sus vidas allí. Las acciones de este proyecto se incluyen en el plan de reparación colectiva, formulado por la comunidad con el apoyo de la UARIV y la alcaldía, y permitirá que las víctimas más vulnerables, especialmente las mujeres, puedan rehacer sus vidas en condiciones dignas y dispongan de un futuro en paz y con perspectivas de desarrollo.

Para el impulso del desarrollo económico y social, se fomenta la puesta en marcha de emprendimientos productivos viables. Para ello, se realiza un itinerario formativo, se facilita el acceso a diferentes recursos materiales en función de cada emprendimiento (agrícola, ganadero, textil…) y se mantiene un seguimiento y asesoramiento técnico de las iniciativas . Se contempla igualmente un acompañamiento psicosocial y formación en enfoque de género y derechos de las mujeres, para reforzar la cohesión social a través del fortalecimiento de redes de mujeres, de las autoridades y promoviendo la participación.

Entre el conjunto de víctimas, la situación de las mujeres resulta especialmente destacable al encontrarse en este municipio más de 10.000 mujeres que han sufrido más de un hecho victimizante y que se encuentran con necesidades básicas insatisfechas de alimentación, vivienda digna, salud, recreación, educación, etc., según datos del Gobierno.

La memoria es una importante aliada para la Paz.

Además, muchas mujeres arrastran graves secuelas de las traumáticas experiencias vividas, con problemas psicosociales y graves inhibiciones a la hora de rememorar y asumir el pasado. Las relaciones entre los retornados y las familias que continuaron viviendo en las comunidades no resulta fácil en todas las ocasiones y es preciso contribuir a reforzar los lazos sociales y comunitarios, promoviendo la integración e impulsando una participación más activa en la vida municipal. Según indican los retornados, la memoria es una importante aliada para la Paz.

Las acciones se realizan en colaboración con la Corporación Microempresas de Colombia, que desde hace 20 años viene impulsando proyectos de desarrollo comunitario en los municipios rurales de Antioquia y trabajando la atención y promoción de la población más vulnerable de esta zona del país. La estrategia pretende articular un sistema de Redes de Apoyo entre la población, orientada a generar o fortalecer el tejido social, y al desarrollo de actividades productivas que ayuden a generar rentas económicas y resolver las cuestiones más urgentes en el área de la Seguridad Alimentaria.